¿ DINERO DIGITAL ?

¿Bitcoins? La primera vez que oí este término fue en las noticias en diciembre 2017 por su impactante alza y a su vez por el bajón que tuvo para enero del 2018.


Recuerdo a la reportera diciendo “el Bitcoin bajó en un 14% de la noche a la mañana” y eso me llamó la atención. Pensé que este Bitcoin sería una especulación o algo que ya iba a desaparecer. Pensar así solo demostraba mi total ignorancia sobre esta nueva economía y el ego que a veces nos cuesta controlar.


Mi interés en la economía y finanzas, la curiosidad y mis ganas de aprender algo nuevo siempre me hicieron investigar y entendí que era algo espectacularmente diseñado con un impacto mundial y que tenía que ser parte de ello. A diferencia de monedas de poco valor como el euro y el dólar, el bitcoin por su gran valor tiende a tener oscilaciones muy grandes. Por ejemplo, hoy miércoles 1 de julio su valor es un poco más de 9000 USD, de modo que las subidas y bajadas son muy significativas y a veces los porcentajes resultan sorprendentes para los nuevos.


El dinero papel o FIAT ya no es lo único real que se usa para comprar y vender. También hay un “dinero” que se usa para comprar y vender bienes y servicios pero que está la nube y no se puede tocar, pero se hace real al obtener lo que desees. El término correcto sería “instrumento financiero” para Bitcoin ya que aun no podemos usarlo en cualquier lugar y esta es una característica del dinero, pero ya se puede usar en muchas transacciones de modo muy pronto todas las personas llamarán al bitcoin “dinero”.


Muchos ciframos nuestra confianza solo en lo que se puede ver y tocar pero, ¿qué hay de todo lo que existe y no se puede ni ver ni tocar? No seamos tan escépticos ni luchemos contra lo nuevo ya que nos cerraríamos a un mundo nuevo de oportunidades y experiencias. Si eres emprendedor, tienes que saber que hay un gran mercado nuevo relacionado a la aparición del bitcoin: trading, exchanges, inversiones, tarjetas, etc. que se pueden aprovechar si vemos la oportunidad.


Recuerdo que mis padres, quienes bordean los 75 años, no pudieron adaptarse al uso de las tarjetas de débito y crédito. Yo siempre los ayudé cuando debían retirar dinero de un cajero o tenían que esperar al horario de atención del banco y hacerlo presencialmente. Fueron obligados a usar instrumentos financieros nuevos y no se adaptaron. Hoy puedes elegir el poder conocer y adaptarte al nuevo “dinero digital”. ¿Prefieres adaptarte por decisión propia o por obligación?


AUTOR: Jakeline E. Villanueva ( CEO Jakenz Smart Investors - México )


#revistapymela

10 vistas

©  by Pymela